Un nuevo disco duro que funciona con el sonido

Anuncios patrocinados


Hoy te vamos a contar acerca de un nuevo disco duro que funciona con el sonido. Se trata del futuro del almacenamiento digital y es aún más veloz y duradero que un SSD. El hardware en el que se almacena la información siempre fue un “inconveniente” para el rendimiento de nuestros terminales, la información, allí, se maneja más lentamente que por cualquier otra parte y dificulta a veces el funcionamiento.

Los conocidos SSD o Solid State Disc, hace años que habían aparecido solucionando este problema y de alguna forma lo han logrado ya que la velocidad al transferir los datos de un SSD es superior a los que existían anteriormente, los HDD o Hard Disc Drive, por eso, se supone que esto ha sido un mejoramiento, pero pese a eso, los datos aún tienen retrasos para transferirse y procesarse, por eso sigue habiendo en cierta manera un inconveniente.

Lo que distingue un HDD de un SSD es que el primero lo que hace es codificar la información de forma magnética en discos giratorios, que son los que hacen dificultoso el proceso, por el contrario, el SSD no contiene partes magnéticas sino que almacena tu información en cargas eléctricas pequeñas. La idea en la que se trabaja ahora es la de juntar lo mejor que tienen tanto el HDD como el SSD, es decir, un SSD que codifique la información de forma magnética.

Para lograr esto se usan muchos cables delgados (extremadamente delgados, incluso son mucho más delgados que un pelo). Los datos se codifican magneticamente a lo largo de estos cables pero se mueven más velozmente que en un HDD. La idea es decidir cómo se irán moviendo los datos a través de los cables y la solución más simple es usar campos magnéticos o usar corriente eléctrica, pero esta ultima opción ocupa mucho consumo.

Disco duro sonido

Tanto en la Universidad de Sheffield como en la de Leeds investigaron sobre distintos métodos para mover esa información a través de los cables y han llegado a la conclusión de que utilizar ondas sonoras puede ser la opción más viable. Mediante diferentes pruebas descubrieron que exponiendo un lado de los cables a un sonido agudo y el otro a uno grave estos datos se mueven muy velozmente y además permite movilizar los datos en cierta dirección u otra según en qué lado aplicaran el sonido grave o el agudo.

Usando este método, se estima, podrán mover los datos a 160 km por hora a través de estos cables ultra finos pero se espera alcanzar una mayor velocidad. Además, este sistema permite un bajo consumo de energía, lo que permite que las baterías duren más tiempo. Se advierte que el disco duro que funciona con el sonido podría ser el futuro más prospero para almacenamiento digital.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *