Redes sociales influyen en estado de ánimo

Anuncios patrocinados


Todos nosotros pasamos mucho tiempo en las redes sociales, a veces demasiado, pero se ha llegado a la conclusión que, por ejemplo, seguir usuarios que hacen comentarios negativos puede influir en nosotros y en las publicaciones que hacemos. La Universidad de Carolina del Sur analizó las actualizaciones de más de 3500 perfiles aleatoriamente y determinó que las redes sociales influyen en el estado de ánimo.

Hoy ya hemos hablado de Twitter y las estrategias de Videomarketing, ahora seguiremos con esta misma plataforma pero con otro tipo de información.

Haciendo un promedio de los usuarios de Twitter según las publicaciones de los perfiles que estos siguen se estima que hay un 34,4 por ciento de publicaciones consideradas positivas, un 48,3 por ciento de contenidos neutrales y un 17,3 de tuits negativos. Lo que han logrado determinar es que previamente a comentar algo negativo un usuario en su línea de tiempo cuenta con un 33,3 por ciento de tuits positivos en su timeline y un 21,6 de comentarios negativos.

Por el contrario, cuando se publican tuits positivos los usuarios en su inicio cuentan generalmente con un 38,9 por ciento de tuits positivos y un 16 de negativos.

Todo esto determina que las emociones se contagian en cierta manera y moldean el comportamiento de los usuarios. Si seguimos cuentas más positivas probablemente nuestros comentarios sean del mismo estilo y lo mismo con las cuentas negativas. Hay mucha influencia por parte de los demás usuarios en estos casos.

Redes sociales

Previo a este estudio también hubo otros que querían mostrar cómo las redes sociales influyen en el ánimo de los usuarios en Twitter y Facebook y también determinaban que las redes pueden lograr cierta sincronización de emociones. Facebook puso a prueba esto en 2012 exponiendo a 700 mil de sus usuarios ante publicaciones negativas y otros con reacciones positivas y así los estudiaban.

Se considera que salir de Facebook logra más felicidad entre la gente según un estudio danés que realizaron entre los usuarios de esta red. Se hizo una encuesta a 1095 usuarios y se los dividió en dos grupos. A uno de los grupos le solicitaron que utilice como siempre Facebook y al otro que no se conecte por unas semanas. Una semana después evaluaron a ambos y la felicidad se vio incrementada en el segundo de ellos. Obviamente que el cambio no se demuestra demasiado en esta breve cantidad de tiempo pero es considerable ya que este grupo se veía menos estresado, más seguro y disfrutando en comparación del otro.

Igualmente, es muy difícil desconectarse completamente, muchos de estos usuarios admitieron haber accedido a su perfil en el lapso en que no debían. Obviamente el estudio seguirá su curso y se aumentará el seguimiento para ver si esta red social modifica el estado de ánimo de sus usuarios.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *